Datos para futuras efemérides

20121126-232925.jpg

330 – 366

Faltan 36 días para que acabe el año, me lo recuerda el número de entrada de esta serie y el monedero, ahora más vacío que lleno, a pesar de mi mirada positivista.

Estamos sin un duro. Nos hemos comprado un coche de segunda mano bastante económico, pero entre eso, el pago del seguro, el cambio de nombre, los proveedores que el primer pedido lo cobran en la entrega y que estamos solos en esto… bueno, no nos ha dado tiempo a ahorrar mucho más. Tenemos suerte y también vemos las cosas buenas que nos pasan, como no necesitar una gran infraestructura para empezar, como tener esperándonos en candeletas los clientes necesarios para pagar gastos… y tenernos el uno al otro, por qué no. Preveemos alcanzar el punto de equilibrio pronto y todas las predicciones apuntan alto.

Nunca me había metido en un proyecto en pareja de este calibre. De broma le digo a Diego que estamos fundando el negocio familiar, pero en realidad va bastante en serio. Hoy hemos conseguido reunir algunos fondos gracias a familia y amigos varios que nos echan un cable. A final de la semana seguramente sean unos pocos más y ya nos quedemos tranquilos por un tiempo. A veces me descubro dándole vueltas a cómo vamos a hacer para pagar temas cotidianos, pero en general me sorprendo de estar viviendo todo esto con bastante tranquilidad. Al fin y al cabo, peores han pasado ¿no? (nota: ayer me encontré 2 monedas de 1€ en la calle y sentí que la vida me sonreía, ¿¡no es fantástico alegrarse con tan poco!?).

También hay momentos de estrés, donde hay que tratar de cuidar al máximo cada gesto porque el ambiente está cargado. Por suerte, somos conscientes de la tensión del momento y nos encontramos más tarde buscando consuelo en los brazos del otro, tratando de soltar la innecesaria y pegajosa tensión.

En fin, escribo esto no para ser Calimero si no para dejar registro de cómo va el tema. Yo, que soy doña efemérides, estoy segura que el año que viene por estas fechas ya estaré diciendo: – ¿Te acuerdas de lo paupérrimos que estábamos ahora hace justo un año?- Y acto seguido ir a tejer junto a la chimenea de la que espero que sea nuestra casa en un futuro próximo.

 

 

Anuncios