Móvil vintage

20120928-083550.jpg

270 – 366

A veces me observo y veo una mujer a un teléfono pegada. Entonces hago mil esfuerzos por justificarme y ver todo el entretenimiento y practicidad que me proporciona este aparatito, pero no dejo de ser consciente de que en los últimos años, pocos son los días que me he olvidado el móvil en casa o, mejor aún, que deliveradamente haya pasado un día sin él.

Entonces Maria me parece muy sabia en su decisión de no cambiar de modelo.

Anuncios