D’aquí

20120914-081955.jpg

20120914-081946.jpg

257 – 366

Algo grande de mi trabajo es que puedo hacer con mis horarios lo que quiera… O casi! Yo sería muy feliz trabajando solamente de mañanas pero tener que ofrecer mis servicios por la tarde me ha llevado a pensar en qué pasaría si trabajase la mañana y tarde de un mismo día. El horario partido no es algo que me entusiasme, pero estoy descubriendo varias cosas:

1) el cansancio después de trabajar todo el día no es mayor que el que tengo cuando trabajo solo por la tarde.

2) paso más tiempo con mis compañer@s entre pasillos, y esos son para mí los mejores momentos. Realmente siento a mis compañeros como mi família. Es grave, doctor?

3) me he organizado de manera que me de tiempo a comer y descansar y merendar si lo necesito. He ahí mi secreto!

Hoy Diego ha venido a comer conmigo, luego hemos paseado y tomado un té con brownie en el d’aquí, mi nuevo lugar favorito.

Anuncios