Amarillo

20120827-102521.jpg

239 – 366

Es curioso, de un día para el otro ha empezado el fresco.

Hace unos años que tengo la sensación de que existe un tipo de personas que me resultan amarillas. Son personas especiales para mi, a veces por el gesto que hacen al sonreir, a veces porque las relaciono con la letra i (¡¿hay un color mejor que el amarillo para la letra “i”!?) y otras veces porque ese es el color que me viene a la mente cuando pienso en ellas. En cualquier caso y sin excepciones, mis personas favoritas son personas amarillas y hoy Diego (amarillo por excelencia) me ha regalado un libro que habla precisamente de este fenómeno.

Anuncios