Cambiando la inercia

190 -366

Ayer, con la tontería, nos fuimos a dormir súper tarde después de armarnos de valor y colgar la cortina. Hoy nos hemos despertado a las tantas y se nos han ido los horarios. Por la tarde dejo a Diego leyendo más contento que un ginjol con su cortina blanca y me voy a pasear con Isa ( y me pregunto una y otra vez por qué no la veo más amenudo).

Helado y bizcocho para merendar, y después otra vez a casa en bici. Hablo un rato por teléfono en el parque con Jose que me cuenta sobre su posible migración y después subo a casa. Conversaciones y reflexiones. Cenamos requechos y arreglo algunos trastos que quedan de la mudanza. Mañana es lunes y quiero cambiar la inercia.

Anuncios