Esto también pasará

20120704-212056.jpg

186 – 366

Mirando por la ventana del autobús intercepto señales que me hacen recordar que estoy bien, que esto también pasará. Llego a casa y me espera la cena hecha y helado de postre. Inevitable e irresistible. De esta manera, sin hacer grandes esfuerzos, me cambia el humor.

Anuncios