Noche de miércoles

18 – 366

Diego se lo curra mucho cada noche que pasamos en su casa, donde me recibe entre abrazos, cena recién hecha y retransmisiones de fútbol en directo que no funcionan.

Anuncios